Fui secuestrada

Escrito por malenaoxum 18-10-2008 en General. Comentarios (0)
Exactamente, eso me pasó. Todo sucedió cuando mi jefa del Umsonstladenme pide que acompañara a una amiga viejita, asmática, a recibir unpremio de dos mil euros que le habían mandado por correo. Junto alpremio, al que lo representaba un certificado en papel muy bonito consello de agua (muy creíble, por cierto) le habian mandado unainvitacion a comer en un restaurante en Bad Pyrmont, con fotitosanexadas de Bad Pyrmont y fotos incluso del restaurante. Nada de quesospechar.
La cuestion es que ella le había sugerido a mi jefa quequería que yo la acompañara, una chica joven, que no tenia justo nadaque hacer ese día.. Tomamos el omnibus a las siete de la mañana junto auna docena de viejitos (porque todos eran viejos) de Bad Nenndorf,luego buscamos por Minden, Bad Minden, y no se donde mas, otrosviejitos hasta que el omnibus se llenó a eso de las diez de la manhana.Y ahí nos avisaron que no iriamos a Bad Pyrmont ( con acento en la o)sino a Walsrode, lo que alegro a muchos, porque ahí está el mayorparque temático de pájaros de Alemania. Tampoco fuimos a Walsrode, nosllevaron a un cobertizo con olor a moho en un pueblito perdido en algunlugar cercano a Walsrode, nos encerraron con unos piratas vendedores defantasías hasta las ocho de la noche, que recien nos devolvieron a losomnibus. Cómo aguantamos todo eso? yo no se como lo aguante yo, no mepregunten como lo aguantaron los viejitos de noventa anhos que iban ahícon nosotros.Y de más de noventa años. Lo peor no fué la lista dementiras que nos contaron para vendernos, sino lo que vendían: salud.Los tipos se conocian todas las tecnicas para engatusar, desde las delas mujeres (mentir acerca de las cualidades de los otros) hasta la delos fascistas (hablar mal de los politicos). Con dos o tres argumentoscreíbles armaban un castillo de naipes con lo que te vendian porejemplo colageno hidrolizado a cien euros " el tratamiento" y como elcolageno inicialmente costaba setenta, supuestamente, y la gente podiacomprarlo a cien, alguna gente lloraba con la oferta, y juro que eraasí. No me sorprende que la gente llore con esos chantas pastoresprotestantes si llora cuando le dicen que acaba de ganarse un bono paraun tratamiento antiartrosis que solo significa agua y algunas vitaminas.
Todami fe en el buen juicio de los alemanes se fue al carajo, cuando vicomo los hacian comprar unos imanes "bloquear los camposelectromagneticos "del celular, de la compu y del microondas. Como losasustaban contandoles las enfermedades que tendrian sus nietos (desdeHodginks hasta leucemia ) si no les regalaban el imancito.
Despuescon el tema diabetes, cuando relataban que una paciente, con susmilagrosos tratamientos dejó de tomar "las cápsulas de insulina", comosi la insulina no tuviera si o sí que administrarse en inyectables.
Miren,si les cuento todas las mentiras y manipulaciones de estos tipos, quenos tenian ahi encerrados ( encima los viejitos tenian que pagar por elagua o el te que consumian, no era barato...)si les cuento como fuetodo, este blog se vuelve tedioso. Y es algo de lo que me trato decuidar aunque no siempre lo logro.
Mi modesta contribucion, la mesaen la que yo estaba, por lo menos, no compro nada. Los tipos meodiaban, y eso que nunca jamas les dije que era farmaceutica y que leshabia sacado la ficha a los dos minutos de empezar. Pero a los queestaban alrededor mio les daba puntos para rebatirles, como la viejitade hamburg que se sentaba frente mio y les dijo por ejemplo, como sifuera la doctora joven que trabaja con el doctor house: - El colagenose desintegra en el estómago. No llega jamás a las articulaciones!
Eltipo se le vino encima vociferando tonterías desde el micrófono y laviejita se asustó y no le dijo nada más. Y el tipo decía boludeces queen nada podían contradecir a la viejita, pero si alguien no entendía eltema, podría creer que sí.. y bueno, alguna gente compró. Otrascompraron un suplemento vitaminico que costaba la friolera de mileuros... Uds dirán que gente tonta..pero miren lo que hacían los tipos:presentaban el tratamiento con ese suplemento como de tres mil euros,hacian una loteria y supuestamente la gente pagaba solo mil de los tresmil. Ahí estaban los dos mil euros que supuestamente le habían avisadoque ganaban!!!
Cuando Frau Schmidt, mi acompañante, fué por sus mileuros, los tipos le dijeron que ella solo ganaba los dos mil euros sicompraba la Sonatina (encima ese nombre riduculo). No de otra forma,asíque le dieron una bolsa con regalos: una bolsa de papas, una lata detomates al natural y un paquete de spaghettis.Y la mandaron a casa. Alas ocho y media de la noche.
Mientras tanto , en el establo dondeestabamos los celulares no tenian cobertura, cuando sali a llamar aMark no podía decirle adonde estaba porque no tenia idea. Alguna genteque intento volverse a casa, no tenia idea adonde tomar un omnibus yllamar a un taxi costaria mas de cien euros..o sea, estábamos ahí todossin otra opción que escuchar a los predicadores modernos que no nosvenderían a Dios como el niño predicador( el del video que he posteadohace un tiempo) sino nos venderían salud. "Sin intervención dedescorazonados sátrapas galenos y farmacias vampiras a las que sólo lesinteresa llenar la caja". Con lo que los tipos no dejan de tener enmuchos casos razón...Pero no en todos. Y el remedio que nos proponíanpara eso era aún peor, la mentira, el engaño, el robo descarado.Algunos dirán, y bueno, venden una fantasía, la fantasía por ej, que tevas a curar la artritis degenerativa con eso. Pero vender solamenteagua a mil euros las diez botellitas, es medio que mucho! por muyalemanes que sean los clientes.Pero la hacen bien: el discurso sobre elque se montan es una mezcla de discurso médico con técnicas dedeclamación y mucho apoyo en recursos mediáticos. Y la gente le cree.Muestran dos o tres artículos (de un diario de mierda que existe acá yse llama Bild) y la gente con leer la tipografía del Bild y escucharunos párrafos en los que utilizan un léxico mas o menos complicado, lescreen. Y si eso no funciona, les gritan y hasta los hacen llorar. Agente de mas de sesenta anhos hasta ochenta. Claro que si los tienensentados en una silla casi diez horas, es porque tampoco esta gentemerece mucho respeto.Se dejan atropellar facilmente, para mí fue unasorpresa darme cuenta que estaba entre medio de alemanes. (los mismosque hacen juicio a una empresa de turismo porque le dijeron que elhotel iba a estar a cincuenta metros del mar, y estaba a cincuentametros de la playa). Conclusión: todos los que estabamos ahí pagabamosel pecado de la avaricia: todos queriamos ganar los dos mil euros(bueno, yo no, pero la Frau Schmidt sí). Y aprovechandose de esadebilidad, los tipos vendieron como treinta mil euros en agua, colágenohidrolizado de procedencia dudosa y acción inútil y vitaminas que secomprarian en una drogeria a razon de cincuenta centavos las diezefervescentes. Ni hablar de los imancitos bloqueadores de camposelectricos que cada viejito le compro por los menos dos, para losnietos,claro. Incluso los tipos decian, no vendemos mas de tres porpersona, y una senhora me pidio a mí que yo le comprara un par en minombre, porque ella queria dos para ella y cuatro para sus nietos.Segasto sesenta euros en una fantasía, pero no podia decirle que no. Laverdad es que ahora me arrepiento.Pero la asustaron tanto que si no lohacía, o la viejita todavia estaría odiandome por haberlo dejado a sunietito expuesto a las terribles radiaciones de su celular o no querríani acercarse a la television o al microondas.
Estoy entendiendo alas mentes criminales: los tipos te agarran por tus debilidades. Eso mehace acordar a las películas de terror tipo martes trece o pesadilla:siempre la parejita que se separaba de los otros para tener sexo, lapalmaba, se acuerdan??
Los que sobrevivian eran siempre los queusaban anteojos y las chicas que nunca habian conocido el sexo en unestacionamiento. Uno se daba cuenta de pacatos que eran los guionistas,al punto de considerar a la experiencia sexual una debilidad. Porque enrealidad creo que esa era la gran enseñanza que los sapientisimosguionistas de segunda de hollywood siempre nos quisieron dar:Dime cuales tu falta ( tu pecado) y te diré cual es tu debilidad ( qué te hacedébil y por dónde te puedo exprimir)
Así que consejito: pequen siquieren, pero por favor, no lo expongan tan fácilmente y tengan encuenta que alguien por ahí, está dispuesto a sacar provecho de "esa"debilidad.
Yo por mi parte, me acuerdo que una vez en la argentina aalguien que no me acuerdo quién era ( una vecina o una amiga, o miempleada ) se le apareció un vendedor en la casa y le dijo que habíaganado un equipo de música y que necesitaba dinero para eltransporte... y ella le dió, era algo así como setenta pesos. Porsupuesto que el equipo de musica nunca aparecio, el tipo ni el dineromenos, ese era uno de los mas viejos cuentos del tío que conozco. Nihablar de unas chiquilinas vecinas de mi farmacia que se acostaban conpolicias y despues les pedian plata falseandoles test de embarazo. Lostipos no tenian otra, si se enteraban en la reparticion que ellos seacostaban con niñas, era estupro. Y si se enteraban sus esposas, ibanmuertos. Y ellos con su grande y estupido ego, ni se enteraban que laschiquillas estas , turras, hacian lo mismo con todos, con el mismo testde embarazo. Hombres grandes y tontos. Pero todos se decían por dentro:YO la dejé embarazada. Mientras las atorrantas ,expertas detectoras dedebilidades, se daban la gran vida con el dinero que le sacaban a losinfelices. A esta película uno la ve siempre. Lo unico que cambian y seperfeccionan son los métodos.
No les cuento la cantidad de puteadasque pegué, las veces que me embolé conmigo misma por no saber tantoalemán como para no pararme , quitarle el microfono y desautorizarlos.Ni siquiera puedo decir adonde estuvimos. Nunca vi un cartel quemostrara realmente en que pequeño pueblito de mierda que encima sontodos iguales, fuimos a parar.Y de afuera, lo que menos puedo imaginares que eso era un restaurant, una sala de convenciones o lo que fuera.Era un establo. Y la comida del restaurant, era un bife con puré. Esofué todo lo que significaba la invitación. Me dieron pena lo viejosahí, en esas sillas duras, bancandose todo el tiempo escuchando, todoel tiempo siendo manipulados, los tipos un poco mas no les robaban lastarjetas de crédito delante mío. Me encantó pensar que mis padres noson alemanes. Que mis padres trabajan, viajan, pintan, hacen cosas y sedan cuenta cuando los manipulan. Putean y se enojan, se hacen respetar.La verdad es que estoy muy orgullosa por eso.